FeaturedNOTICIAS

9 curiosidades sobre las alubias


Que la gastronomía británica no es la quintaesencia de la cocina es algo en lo que coincide casi todo el mundo. Pero si tuviéramos que escoger a un plato que ha logrado traspasar fronteras y consumirse por todo el Reino Unido y metrounas unalluna, este puesto correspondería a las famosas horneado frijoles, las populares judías o alubias en salsa de tomate que son parte imprescindible de un desayuno inglés. Hoy desde EL IBÉRICO os traemos una pequeña lista de anécdotas sobre este famoso producto.

1.Origen de las horneado frijoles

Tal y como ocurre con otros platos “genuinamente británicos” como el pez y patatas fritas o el pollo tikka condimento, el consumo de alubias con tomate no surge en el mismo Reino Unido, si no que comienza a hacerse por los británicos a raíz de su interacción con otros pueblos.

Si bien desde Francia se indica que dicho plato nació allí a raíz del cassoulet típico del sur del país, lo cierto es que las tribus nativas americanas consumen este producto desde tiempos inmemoriales. Los ingleses las incorporaron a su dieta tras colonizar Norteamérica, si bien pasaron a endulzarlas con azúcar en lugar de con jarabe de arce. La inclusión de este producto a los libros de cocina que se popularizaron en el siglo XIX ayudó a que su consumo de extensión.

2. Comienza la venta a nivel comercial

El primer productor a gran escala de este producto fue la compañía Heinz, que todavía hoy figura como el fabricante más relevante. Su primera oficina comercial fue abierta en Londres en 1896, y posteriormente en 1905 y 1919 procedió a la apertura de fábricas en Peckham y Harlesden, logrando en este segunda generar más de 10.000 toneladas del producto en su primer año.

El colofón vino con la apertura en 1959 de su fábrica en Kitt Verde, en Wigan, que está considerado hoy por hoy como la mayor planta de procesamiento de comida en toda Europa.

3. Algunos números

En una lata estándar de 415 gramos se estima que hay una media de 465 judías, con pequeñas variaciones de recipiente a recipiente. Las primeras latas que se vendieron en el Reino Unido tenían un precio de 9d, lo que equivaldría hoy día a unas 2.15 libras. Y se estima que cada día se venden 1.5 millones de latas de judías Heinz en el Reino Unido.

4. Considerada como una comida «esencial»

Entre 1941 y 1948, coincidiendo con la fase más aguda de la II Guerra Mundial, así como con la reconstrucción del país tras el conflicto bélico, las populares horneado frijoles fueron catalogadas como «esencial comida« e incluidas en la lista de alimentos de la cartilla de racionamiento. Con lo cual, a pesar de las restricciones y carencias, los británicos han podido seguir disfrutando del consumo de estas incluso en los peores momentos de su historia reciente.

5. Su propio museo

Para los amantes de este producto cabe destacar que podrán disfrutar de todo tipo de parafernalia en torno a este en el Horneado Frijol Museo de Excelencia, un museo privado localizado en Puerto Tabot, Gales.

El museo fue creado por Barry Kirk, un fanático de las alubias que llegó incluso a cambiarse su nombre por el de Capitán Beany. Utiliza el comedor, baño y cocina de su casa para exponer latas, publicidad y productos promocionales en torno a este, y se estima que el valor de la colección puede superar las 10.000 libras.

6. ¿Son un producto saludable?

Es una cuestión sobre la que no hay un consenso generalizado. En 2002 la británico Dietético Asociación llegar a los distribuidores de dicho producto catalogarlo como una de las cinco porciones aconsejadas de fruta y verdura al día. Y a pesar de que son una buena fuente de proteínas, hierro o vitaminas B1 y B2 y que han demostrado ser efectivas para la reducción del llamado como “colesterol malo”, la gran cantidad de sal y azúcar que contienen hace que los especialistas aconsejen limitar su consumo.

Algunos fabricantes han decidido crear versiones más ligeras de este producto, con un menor contenido en grasa, glucosa y sodio, pero parece que la versión tradicional sigue siendo, con mucha diferencia, la más vendida.

7. Los mayores consumidores

Se podría decir que el considerado como tradicional cinturón industrial del Reino Unido es donde se concentra el mayor consumo de este producto. De acuerdo a varias encuestas realizadas sobre patrones de alimentación, en el 80% de las casas de Birmingham, el 70% de Manchester y el 65% de Sheffield se consume este producto al menos una vez a la semana. De hecho, se estima que el consumo per cápita en ese país es de 4.8 kilos de ese producto por persona anualmente, una cantidad que sólo supera Irlanda con un consumo de 5.6 kilos.

8. ¿Responsables del calentamiento global?

En abril de 2014 el político laborista Vizconde Simón ocupó las portadas de diarios y tabloides británicos tras plantear a la Ministra de Energía, BaronesaVerma, si el consumo de horneado frijoles podría contribuir al calentamiento global por las emisiones de gases de efecto invernadero producidos en forma de flatulencias. Entre las risas generalizadas de la Cámara y al no poder contar con datos con los que responden estas dudas, el portavoz se limitó a indicar que quizás sería necesario “moderar nuestro comportamiento”.

9. Señor Horneado Frijol

Quizás el nombre de Gary Watkinson no te diga nada, pero este ciudadano de Huddersfield saltó a la fama por alimentarse de forma exclusiva de este producto. Según él su alimentación consiste en 3 latas de este producto al día, una para cada comida principal, que complementa con varias rebanadas de pan. Sorprendentemente, esta dieta particular no parece haberle afectado negativamente, y los análisis de sangre y orina realizada no han encontrado nada anómalo en sus resultados.

TE INTERESA>>  La verdadera razón por la que te apegas a los narcisistas, según el modelo de psicoterapia de los sistemas familiares internos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba