DEPORTESFeatured

Barcelona Laporta impone una nueva tabla salarial: 10 millones es el límite Laporta impone una nueva tabla salarial: 10 millones es el límite


Se acabaron definitivamente la época de las vacas gordas en el vestuario blaugrana. Joan Laporta está decidido a poner coto definitivamente a los salarios disparados y estratosféricos que concedió Josep Maria Bartomeu, con el objetivo infructuoso de ganarse la complicidad de los futbolistas a golpe de talonario. Este derroche desproporcionado ha dejado el dudoso ‘honor’ de ser la plantilla más cara del mundo, con un coste de 560 millones de euros en fichas. Esta desorbitada cifra se ha visto penalizada por el ‘fair play’ financiero y un saldo negativo de 144 millones, que deja a los dirigentes actuales probablemente en un bloqueo ‘de facto’si no ingresan de manera urgente liquidez.

Para poner freno a esta sangría -la famosa “herencia nefasta” que habla el presidente blaugrana-, el club está dispuesto a asumir y tomar decisiones drásticas y traumáticas. Para empezar, se ha impuesto una nueva tabla salarial para todos aquellos fichajes y jugadores que renuevan. El mantra principal es que se ha impuesto un límite salarial que en ningún caso se va a rebasar: 10 millones de euros limpios. De hecho, jugadores como Mohamed Salah y Antonio Rüdiger han sido las primeras víctimas de este listónya que fueron descartados por sus elevadas pretensiones: el delantero pedía 17 millones limpios por temporada, mientras que la defensa reclamaba 12 millones limpios.

TE INTERESA>>  Mbappé se inventó un delicioso pase filtrado y Giroud hizo historia rematando cruzado
escudo/bandera equipo

Robert Lewandowski, por poner un ejemplo, sí que ha aceptado entrar dentro de los parámetros del club y está dispuesto a cobrar 9 millones limpios por curso en un contrato de tres temporadas. El delantero polaco tiene que ser el jugador mejor pagado de la plantilla según el baremo actual, pero desgraciadamente para los intereses blaugrana no será así.

Y es que jugadores como Gerard Piqué, Sergio Busquets o Frenkie de Jong superarán, y con creces, los 10 millones limpios la próxima temporada. De ahí que se esté planteando una solución para poner coto a esta situación, con la petición de una nueva rebaja salarial a algunos jugadores, en algunos casos de hasta un 50%. Además, en el caso del central catalán existe la preocupación objetiva de su estado físico: arrastra una lesión crónica en los aductores que podría inhabilitarle para jugar con regularidad el próximo curso.

La nueva tabla salarial tiene como objetivo reducir en unos 160 millones la masa salarial real que soporta el club. Todos los jugadores que se han fichado desde la llegada de Laporta, junto a los que han renovado, han aceptado ya el nuevo orden. Estamos hablando de Ansu Fati, Pedri, Araújo, Nico, Ferran Torres, Memphis, Eric Garcia, Aubameyang y Alves, entre otros. Próximamente se sumarán también Sergi Roberto y Gavi.

Los capitanes, especialmente Gerard Piqué como ya hemos comentado, y Frenkie de Jong, que tiene un contrato ascendente que le reporta la próxima temporada una cantidad cercana a los 13 millones limpios, están en el punto de mira del club, que tiene como gran reto conseguir que todos los jugadores entren dentro de la nueva tabla.

Una tabla que establece una horquilla de seis a ocho millones para los jugadores con más peso en el equipo, entre cuatro a cinco para los llamados clase media -aquí pertenece el grueso de la plantilla- y entre dos a tres para los más jóvenes y los que tienen un recorrido a largo plazo en el club.

Jugadores como Ansu Fati y Pedri ahora mismo estarían ya en la clase media y podría acabar su contrato como peso pesado, según su progresión. Los capitanes también estarían en este último grupo, por lo que el listón ideal serían 8 millones limpios, con la excepción de Sergi Roberto, que cobrará 3 millones.

Veremos cuál es el margen de maniobra del club y las medidas que toma para alcanzar el tan ansiado ‘fair play’ financiero, que permitirá al club empezar a fichar sin sacar la calculadora. Lo que esta claro es que la epoca de las vacas gordas para los futbolistas se ha acabado y que los que se queden tendran que apretarse el cinturon y demostrando su compromiso con la entidad que tanto les ha ‘engordado’ en los últimos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba