FeaturedNOTICIAS

Clasificación de los signos del zodíaco según quién es el más intimidante vs. El más accesible


Los escorpio son misteriosos, reservados y no temen abrazar los aspectos más oscuros de su personalidad. Su secretismo generalmente significa que la gente no sabe qué esperar de ellos; podrían explotar o estar totalmente tranquilos acerca de una situación. Además, no permiten que muchas personas estén cerca de ellos en general. Se necesita bastante esfuerzo para que un Escorpio te deje entrar si puedes superar su desgana inicial.

Intrigantes y juntos, los Virgo son admirables pero no siempre accesibles. No tienen miedo de ponerte en tu lugar. Son críticos, consigo mismos y con los demás, por lo que sus altas expectativas tienden a provocar cierta vacilación por parte de quienes deseen conocerlos mejor. Los virgo tienen sus muros levantados y lo dan a conocer; no son exactamente las personas más atractivas y lo aceptan.

Con una reputación de ser solitarios, no es de extrañar que estos signos no sean los más fáciles de abordar inicialmente. Los signos de Acuario no se oponen a estar cerca de las personas, pero prefieren procesar sus pensamientos y sentimientos solos. Cuando están interactuando con un grupo, a pesar de que pueden ser encantadores, no dudarán en llamar a alguien si creen que están siendo ignorantes. Esto puede hacer que las personas sean cautelosas al abrirse alrededor de los signos de Acuario; no quieren decir nada incorrecto.

Los Capricornio suelen ser un signo sensato con un hábito pesimista; no siempre exudan el ambiente más amigable. Prefieren observar que interactuar con los demás, a menos que exista una razón específica para hacerlo. No hacen todo lo posible para que los demás se sientan cómodos, aunque serán amables y cordiales. No es fácil iniciar una conversación con ellos.

Logotipo del catálogo de la tienda

Transformando el autosabotaje en autodominio

Durante siglos, la montaña se ha utilizado como metáfora de los grandes desafíos a los que nos enfrentamos, especialmente los que parecen imposibles de superar. Para escalar nuestras montañas, en realidad tenemos que hacer el trabajo interno profundo de excavar el trauma, desarrollar la capacidad de recuperación y ajustar cómo nos presentamos para la escalada. Al final, no es la montaña que dominamos, sino nosotros mismos.

Compra ahora

Los signos de Tauro pueden ser extremadamente bondadosos, pero en realidad no se abren a menos que hayan pasado mucho tiempo contigo. Son relativamente reservados, y si no les da la mejor primera impresión, no facilitan acercarse a ellos. Son particulares en cuanto a con quién se asocian y con quién termina en sus círculos íntimos, y pueden ser un poco tercos al respecto. Atravesar sus muros requiere un gran esfuerzo y, aunque no se sabe que sean excepcionalmente reservados, no siempre están más disponibles.

Es bien sabido que los Leos pueden ser un poco exagerados, es parte de su encanto. Por lo general, son bastante seguros de sí mismos y no tienen miedo de abrazar sus mejores lados. Estar cerca de ellos significa que tienes que igualar su nivel de orgullo o estar contento de estar a un lado. La confianza puede ser admirable, pero también puede resultar intimidante para quienes no tienen tanta confianza en sí mismos.

Los Aries suelen ser bastante amigables y hacen todo lo posible por abrirse a los demás, y a menudo lo logran. Sin embargo, sus actitudes atrevidas y exageradas ocasionales pueden ser un poco intimidantes para algunos. Principalmente, si están en una diatriba o participan en algo que les apasiona, pueden apoyarse en los aspectos de ellos que no siempre son los más acogedores.

Los Géminis son sociables y es fácil conversar con ellos. Se sabe que interactúan con personas de todos los ámbitos de la vida y tienen todo tipo de opiniones, y generalmente pueden adaptarse para hacer que los demás se sientan cómodos en su presencia. Sin embargo, sus tendencias a saberlo todo pueden alienarlos de otros que no están tan seguros. Les gusta presumir un poco con las cosas que saben y, ocasionalmente, intentan tener la ventaja, lo que puede hacerlos un tanto intimidantes para los demás. Sin embargo, la mayoría de las veces es fácil llevarse bien con ellos.

Los signos de Sagitario, atrevidos y de espíritu libre, no tienen miedo de pasar un buen rato. Son graciosos e intentan incluir a otros en la diversión, y los demás a menudo se sienten atraídos por ellos. Son el alma de la fiesta y quieren que todos se diviertan al máximo. Intentan mantener el ánimo y dar la bienvenida a cualquiera para que se una a la diversión. Su naturaleza franca y sociable puede parecer mucho para algunos, pero la mayoría de las veces, los Sag pueden equilibrarse lo suficiente como para agradar a todos.

Los cánceres nutren y van demasiado lejos para que las personas se sientan bienvenidas y cómodas. Quieren que las personas se sientan seguras y libres para expresarse libremente. Aunque son sensibles y pueden reaccionar fuertemente a algo que se dice, generalmente es de corta duración. No tienen miedo de acercarse a la gente y dan una sensación cálida que atrae a los demás.

Los piscis tienen una inclinación por ser emocional, pero su empatía aún triunfa en aquello por lo que los demás los conocen. Tienen una habilidad asombrosa para hacer que los demás se sientan comprendidos y aceptados, y debido a que disfrutan ayudando a los demás en sus luchas, se vuelven lo más fáciles de abordar posible. Son bastante blandos en el fondo.

Libra es uno de los signos del zodíaco más agradables, si no el más agradable. Exudan amabilidad y hospitalidad y son enormes mariposas sociales. Junto con su intensa aversión por el conflicto y su tendencia a evitar la mayoría de las situaciones de confrontación, se les considera lejos de amenazar o intimidar.

TE INTERESA>>  Puede obtener una mejor oferta en casi cualquier tarjeta de regalo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba