FeaturedNOTICIAS

curiosidad | Emprendimiento intelectual


Muchas especies han desarrollado su sentido del olfato a gran nivel, entre otras cosas para reconocer individualmente a los miembros de su misma especie. Nosotros, los seres humanos, si bien tenemos un olfato más bien precario y fácilmente agotable, aún podemos preservar un aroma distintivo entre individuos, el cual sería algo así como nuestra marca registrada.

Esta es la base hipotética en la cual se asientan los científicos del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU., quienes están manejando la posibilidad de crear un dispositivo que permita reconocer el aroma de un individuo ya partir de alcanzar otro objetivo muy interesante.

El primero de los que se manejan, como decía, es el reconocimiento individual. Esta posibilidad abre la puerta al desarrollo de algo como detector de huellas aromáticas digitalis, el cual permitiría reconocer individuos sin tener que llevar a cabo pruebas de ADN o análisis de huellas dactilares. El otro objetivo manejado por los investigadores es el de averiguar es elindividuo está mintiendo o direendo la verdad.

Según los investigadores, nuestro aroma experimentaría ligeros cambios que se producirían al no decir la verdad, algo más que útil en procedimientos de interrogatorio policial, lo cual sustituiría a los polígrafos que se utilizan hoy, los cuales funcionan midiendo la presión arterial, la tasa respiratoria y la respuesta cardíaca de los interrogados.

El proyecto se encuentra en fases muy tempranas de desarrollo, ya pesar de ello ya ha recibido numerosas críticas, entre las que se encuentran las que consideran un atentado a las libertades civiles. Por mi parte, lo veo como una buena alternativa a los procedimientos actuales (con altas tasas de error), y un elemento que nos permite resolver una infinidad de casos inconclusos de la justicia.

TE INTERESA>>  “Laura Pausini me emociona porque quiere, conoce y disfruta mucho de 'La voz'”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba