FARANDULANOTICIAS

la gran obra maestra de Alfred Hitchcock es imprescindible visionada a cualquier edad


Cambio de tiempos para Sight & Sound y el British Film Institute. Su nueva encuesta para determinar las mejores películas de la historia basada en el criterio de varias críticas y cineastas tiene una nueva ganadora. el belgaJeanne Dielman, 23, Quai du Commerce, 1080 Bruselas‘, de Chantal Akerman, siguió al primer puesto de la lista y lo mantendrá durante los próximos 10 años.

Destrona, así, a una película menos de culto y de celebración más extendida a lo largo de la historia. Ciertamente, no necesita repetir un primer puesto para ser recordada, porque el tiempo la ha colocado como una imprescindible de su autor, Alfred Hitchcock. Se podrá discutir si es su mayor obra o no (quien aquí firma desde luego cree que sí), pero su lugar en la historia ya lo tenía ganado antes de ser coronada en 2012. Sin embargo, no está de más recordar que ‘Vértigo ( De entre los muertos)’ es la clase de cine que uno deberia haber visto antes de morir.

Imagen de arrurruz

El director británico estaba encadenando éxitos que eran obras maestras, pero aún se guardaba un nuevo nivel de excelencia con esta película que podemos ver en Filmin. Regresa bajo su ala James Stewart para interpretar a un detective con un trastorno de l’equilibrio en cuando se ve en alturas considerables, al que lega un caso particular de un antiguo amigo. debe vigilar a Madeleine (Kim Novak), la esposa de su amigo, cuya obsesión por el pasado la lleva por caminos peligrosos.

Cuando Walt Disney se enfrentó a Alfred Hitchcock por una película que nunca llegó a hacerse

Pero esto sólo es calentamiento ante la parte más sugerente de la película. Stewart se obsesionará hasta tal punto con ella que, cuando conozca a otra mujer, intentará moldearla a su imagen y semejanza. El peinado, el color del pelo, el perfume, la vestimenta, la actitud. Todo un ejercicio de manipulación al que ella accede, primero por dinero pero luego por amor.

Esto involucra un misterio aún mayor que mejor no comentar y descubrir por uno mismo. Aunque, a pesar de que tenga su intriga, el verdadero poder de la película se encuentra en el vórtice emocional que viven esos personajes. No ya tanto por esas complejas y fascinantes emociones, sino por todas las capas que van revelando con la carrera de Hitchcock ya en menta.

Alfred era sin duda un maestro de la tensión y el ritmo. De tenerte siempre enganchado con la narración. También un maestro visual, no sólo por la belleza de sus imágenes sino por todo el subtexto que contienen. Contienen multitudes, podría decirse. Que esta película se sostenga a través de un hombre obsesionado con una imagen idílica es lo más Hitchcock que ha podido hacer en toda su carrera.

Aquí hay una fascinante disertación (intencionada o no) de su obsesión por las rubias, por malearlas a su voluntad. En este aspecto, el personaje de Stewart resulta un interesante avatar de sí mismo. Aunque también se puede observar un personaje como alguien obsesionado por una imagen que ha creado otro, dando una capa metatextual más interesante que revela más perversión por parte del cineasta.

‘Vértigo’: la obra maestra que todavía se descubre ante ti

Sin embargo, a pesar de que hay elementos tangibles que vulven a ‘Vértigo’ una obra excelente (sus personajes, la historia, la fotografía Robert Burks, la excelente música de Bernard Herrmann), hay también un factor místico inexplicable que la vista cautivadora. No somos pocos los que la habremos visto de jóvenes a través de una reposición u otros medios, y nos habremos quedado pritados de ella incluso aunque hubiera capas de significado que se nos escapaban.

Las diez mejores bandas sonoras de Bernard Herrmann

Esa fuerza cinematográfica la vuelve una pieza recomendabilísima a cualquier edad. Incluido aunque mer conveniente empezar con algunos ejercicios de cine adulto puro como ‘Con la muerte en los talones’ o el terror visceral de ‘Los pájaros’, ‘Vértigo’ tiene la capacidad del absorbedor a la mente joven y curiosa. Una mente que, ya adulta, puede volver a la película y encontrarse con una experiencia distinta y totalmente mágica, descubriendose ante ti de la manera más honesta y humana a pesar de ser una obra, con cualidades abstractas.

Como el enigma de la sonrisa de Mona Lisa, ‘Vértigo’ puede plantarse ante nuestro nosotros como pieza de museo en la que podemos volver a volar lo queramos y nos dejarán igualmente hipnotizados. Algo que en cierto modo se experimenta en la película, evidenciando que cuenta con infinidad de vías por la que expandir seguir siendo una película poderosa e imprescindible.

TE INTERESA>>  Cómo ver el próximo Nintendo Direct: dónde transmitir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba