FARANDULANOTICIAS

la película de ciencia ficción más catastrófica y chalada de este año llega a la plataforma


Estando como están los grandes espectáculos, no podemos permitirnos el lujo de dar la espada aquellos con la suficiente personalidad y desvergüenza para alejarse de la mediocridad genérica. Aunque puedan llegar a ser imperfectos, hay algo apreciable en esos project rarunos que deciden abrazar la chaladura como método para insuflar vida más allá de imágenes muy trabajadas desde los efectos especiales.

Par eso mismo, hay que apreciar que siempre haya genios locos -o simplemente locos- como Roland Emmerich, que ha convertido las cintas de catástrofes en cine de autor, en particular porque sus películas parecen de los pocos capaces de tener personalidad propia en el panorama. Ejemplo de ello es ‘Moonfall’, en la última película en la que andas mal desamparado en taquilla pero ahora tiene una oportunidad de oro vía streaming con su llegada a Prime Video.

Come the moon a la Tierra y yo con estos pelos

No hay aparentemente demasiada complejidad en la premisa de la película. Una extraña fuerza está provocando el movimiento de la luna fuera de su órbita, dirigiéndose peligrosamente hacia la tierra. No sólo está el problema de una gigantesca colisión, sino que en el proceso vemos también cambios enormes en el clima, en el flujo del agua del planeta y más fenómenos de gran magnitud.

El placer de la destrucción: las 13 películas imprescindibles del cine de catastrophes

Para detenerlo, tenemos un trío protagonista: una antigua astronauta ejecutiva de la NASA (Halle Berry), otro antiguo astronauta caído en desgracia por advertencia de una amenaza que ahora es contrastable (Patrick Wilson) y un obseso de la teoría de la conspiración (John bradley). Tres fuerzas con las que Emmerich quiere poner en valor el sacrificio y el empeño de heroicos individuos por encima de instituciones caricaturizadas todo lo posible para que la idea quede clara.

Más haya de ese tufo propagandístico a emprendedores multimillonarios qu’invierten en cacharros locos para ir al espacio, la película se guarda bajo su manga un par de sorpresas en su segunda mitad que la afianzan como un loco artefacto de ciencia ficción. En este tramo donde vemos explicado el fenómeno quausa el desplazamiento de la luna, el director lanza una montaña de ideas y ambiciones que podrían albergar un interesante desarrollo en una secuela.

‘Moonfall’: diversión espacial descerebrada

No parece probable dicha secuela, dado el pobre desempeño Durante su estreno en cines, pero no por ello la película se queda tan hueca como la luna -o, al menos, a esa teoría se adscribe-. Hay alucinantes secuencias espaciales, hay desastre catastrófico tramos marca de la casa y también a descerebrada desviación Pasa el tiempo que las películas de Emmerich ya no lucían.

Qué ver si te gusta 'Lightyear': 3 espectaculares películas de ciencia ficción espacial en streaming para volar al infinito y más allá

¿Es tan disfrutona todo el rato? Non, non siempre, pero cuando lo hace consigue darle un personaje a la película que evita que caiga en el trámite mecanizado de la mayoría de los éxitos de taquilla. Su imperfección está a la altura de su desmadre, pero no por ello deja de ser una entrevista gozoso, con impresionantes puntos de viola. Una inversión muy adecuada a tu tiempo.

TE INTERESA>>  Lo que opina Sol Pérez sobre Santiago Del Moro como director

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba