FARANDULA

Las deportistas de élite necesitan políticas de maternidad más favorables



El embarazo es, sin duda, una de las hazañas físicas más asombrosas de la Tierra. Un cuerpo que construye un bebé casi desde cero es duro sin importar cómo lo mires, pero desafortunadamente no siempre se trata de esa manera.

Esto puede ser especialmente cierto en campos donde se concentra el máximo rendimiento corporal, como los deportes de élite.

Los atletas profesionales a menudo se encuentran en la posición de tener que elegir entre su carrera deportiva y formar una familia, no solo por la realidad inherente de tener hijos, sino por los obstáculos innecesarios que les imponen los poderes fácticos.

La estrella del atletismo Allyson Felix rompió el récord de medalla de oro de Usain Bolt solo 10 meses después de tener un bebé, nada menos que prematuramente, a través de una cesárea de emergencia después de experimentar preeclampsia. También es famosa por regañar a Nike por intentar reducir su salario en un 70% durante su embarazo. Su crítica, junto con el impulso de otros atletas y la protesta pública, llevó a Nike a crear una nueva política de maternidad para atletas patrocinados que garantiza el salario y las bonificaciones de un atleta durante 18 meses durante el embarazo.


Pero no son solo los patrocinadores corporativos los que crean obstáculos para las madres deportistas. También hay una falta de políticas de apoyo a la maternidad para las atletas de élite que quedan embarazadas, lo que crea mucho miedo e incertidumbre sobre sus carreras.

Un problema es que el embarazo a menudo no se considera una parte normal de la vida de un atleta. El Programa Canadiense de Asistencia para Atletas, por ejemplo, coloca el embarazo en la misma categoría de lesión o enfermedad cuando no lo es. Como dijo a NBC Bill Moreau, director ejecutivo de medicina deportiva del Comité Olímpico de los Estados Unidos en 2012, «el embarazo no es una discapacidad».

Las atletas femeninas a menudo tienen miedo de compartir que están embarazadas.

Investigadores de la Universidad de Alberta realizaron un estudio sobre lo que atraviesan las atletas embarazadas y para determinar qué tipo de políticas podrían apoyar mejor a las atletas de élite en el proceso de tener un hijo. Los autores del estudio reclutaron a 20 atletas que habían entrenado o competido en un nivel de élite poco antes de quedar embarazadas y les hablaron sobre sus experiencias.

«Describieron las complejidades de planificar el embarazo mientras se hace ejercicio», compartieron los autores en The Conversation. «Nos contaron historias desgarradoras sobre cómo tenían miedo de revelar que estaban embarazadas por temor a perder su posición en el equipo, perder fondos o incluso ser vistos como menos comprometidos con su deporte».

“Esto tiene que cambiar”, agregaron.

Una atleta en el estudio compartió que hay una ventana muy estrecha en la que las atletas pueden quedar embarazadas en un ciclo olímpico para tener éxito. Otro compartió: «Siento que no puedo tener una comunicación abierta [with coaches] porque tengo tanto miedo de lo que me quitarán”.

«Hay tan poco apoyo y tan poco valor para las atletas embarazadas y las mujeres que quieren ser madres y competir», dijo a CBC la autora del estudio y profesora de kinesiología Tara-Leigh McHugh. «Necesitamos comenzar a normalizar y mejorar el embarazo… para demostrar que es posible y que las mujeres realmente pueden tener éxito y prosperar como madres atletas».

Muchas atletas han tenido actuaciones récord durante o después del embarazo.


El embarazo cambia el cuerpo de la mujer, pero las limitaciones que puede imponer son temporales.

La corredora de media distancia keniana Faith Kipyegon ganó la medalla de oro de 1500 m en los Juegos Olímpicos de Londres 2017, luego regresó a los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021 y ganó el oro nuevamente, rompiendo también el récord olímpico para el evento. En los cuatro años transcurridos entre esas victorias olímpicas, tuvo un bebé. Si bien dijo que volver a la forma atlética máxima no fue fácil después del embarazo y el parto, la hazaña física de construir un bebé claramente no disminuyó sus habilidades atléticas.

De hecho, ha habido atletas que han ganado medallas olímpicas. tiempo estaban embarazadas. Y no olvidemos que Serena Williams ganó su récord número 23 de Grand Slam mientras estaba embarazada. Cada deporte tiene diferentes necesidades físicas que pueden o no verse afectadas por las diversas etapas del embarazo, pero una atleta no debe temer que tener un bebé disminuya sus posibilidades en el mejor de los casos o le cueste su carrera en el peor.

Las atletas enfrentan desafíos en su campo incluso después de tener un bebé, especialmente cuando las reglas se imponen sin excepciones razonables de maternidad. La basquetbolista canadiense Kim Gaucher casi tuvo que renunciar a los Juegos Olímpicos de Tokio porque estaba amamantando a su bebé de 3 meses y los familiares no podían acompañar a los atletas debido a las restricciones por la pandemia. Tuvo que solicitar una excepción, que duró poco antes de que los juegos comenzaran a ser aprobados.

Las deportistas de élite necesitan políticas de maternidad más favorables durante el entrenamiento y la competición.

Investigadores de la Universidad de Alberta compartieron recomendaciones que creen que se pueden implementar de inmediato. «El desarrollo de políticas de licencia por maternidad y estructuras de financiación para la licencia por paternidad debería ser una prioridad para las organizaciones deportivas», escribieron. «También se debe brindar educación a atletas, entrenadores y organizaciones sobre salud reproductiva en un esfuerzo por normalizar el embarazo en el deporte y trabajar hacia un entorno más inclusivo para las atletas».

Un elemento de esta política es lograr una mejor comprensión, a través de la investigación, del impacto del entrenamiento deportivo en el embarazo y viceversa.

«No tenemos mucha información sobre lo que es seguro y beneficioso para los atletas que regularmente superan las recomendaciones actuales», compartió la coautora del estudio Maggie Davenport sobre los CBC. radioactivo.

Los investigadores también señalaron que tales políticas son vitales para las atletas jóvenes a medida que crecen en sus deportes.

«Las políticas que apoyan a las atletas embarazadas tendrán un impacto directo en todas las mujeres y niñas en todos los niveles del deporte», escribieron los autores del estudio. «Los modelos a seguir son esenciales para la participación continua de las niñas en el deporte. Las niñas necesitan saber que pertenecen al deporte y que hay lugar para ellas en el deporte incluso cuando entran en edad reproductiva».

De hecho, normalizar la maternidad en el deporte -y en todos los campos- abrirá más oportunidades para las mujeres, haciéndoles saber que no tendrán que elegir entre formar una familia y ejercer su profesión.

Desde su sitio de artículos

Artículos relacionados en la Web

if(parentId != undefined && parentId != null) { for(var i=0; i (function(h,o,t,j,a,r){ h.hj=h.hj||function(){(h.hj.q=h.hj.q||[]).push(arguments)}; h._hjSettings={hjid:2870039,hjsv:6}; a=o.getElementsByTagName('head')[0]; r=o.createElement('script');r.async=1; r.src=t+h._hjSettings.hjid+j+h._hjSettings.hjsv; a.appendChild(r); })(window,document,'https://static.hotjar.com/c/hotjar-','.js?sv=');

});

window.REBELMOUSE_LOWEST_TASKS_QUEUE.push(function(){

!function(f,b,e,v,n,t,s) {if(f.fbq)return;n=f.fbq=function(){n.callMethod? n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)}; if(!f._fbq)f._fbq=n;n.push=n;n.loaded=!0;n.version='2.0'; n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0; t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0]; s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window, document,'script', 'https://connect.facebook.net/en_US/fbevents.js'); fbq('init', '1676218835946757'); fbq('track', 'PageView');

});

window.REBELMOUSE_LOWEST_TASKS_QUEUE.push(function(){

function triggerComscorePageView() { console.log('triggerComscorePageView'); window.COMSCORE && COMSCORE.beacon({c1: "2", c2: "18736521"}); fetch("https://www.upworthy.com/res/3rdparty/comscore_pageview"); }

if (typeof rblms !== 'undefined') { rblms.require(['core/event_dispatcher'], function(eventDispatcher) { eventDispatcher.on('viewRegistry:initViews', triggerComscorePageView); }); }

document.addEventListener('click', event => { if (event.target && event.target.classList.contains('show-more')) { triggerComscorePageView() } });

urlChangeHandler(triggerComscorePageView);

});

window.REBELMOUSE_LOWEST_TASKS_QUEUE.push(function(){

(function() { try{var a={l1:document.location.host.replace(/^www./,""),l2:document.title||"Untitled",l3:"__page__",l4:"-",sa:"",sn:""},b=[],c;for(c in a)b.push(c+"="+encodeURIComponent(a[c]));b=b.join("&");(new Image).src="https://d26n2uyu5tcx3y.cloudfront.net?a=5ac31c1640c74c36900b97047f570f19";var d=document.createElement("script");d.type="text/javascript";d.async=!0;var e=document.getElementsByTagName("script")[0];e.parentNode.insertBefore(d,e);d.src="https://z.moatads.com/upworthy105Vonz37/moatcontent.js#"+b}catch(f){try{var g= "//pixel.moatads.com/pixel.gif?e=24&d=data%3Adata%3Adata%3Adata&i=MOATCONTENTABSNIPPET1&ac=1&k="+encodeURIComponent(f)+"&j="+encodeURIComponent(document.referrer)+"&cs="+(new Date).getTime();(new Image).src=g}catch(h){}}; })();

});

window.REBELMOUSE_LOWEST_TASKS_QUEUE.push(function(){

(function(w,d) { w.kwa || (w.kwa = function()

{ (w.kwa.q = w.kwa.q || []).push(arguments); } ); se = d.createElement('script'), fs = d.scripts[0]; se.src="https://cdn.keywee.co/dist/analytics.min.js"; fs.parentNode.insertBefore(se,fs) }(window, document));

kwa('initialize',603);

});

window.REBELMOUSE_LOWEST_TASKS_QUEUE.push(function(){

var tags = [ 'https://pymx5.com/scripts/ready.js', 'https://pymx5.com/scripts/ims.js', 'https://pymx5.com/scripts/load_tags.js' ]

function l() { if (tags.length) { var tag = tags.pop(); var script = document.createElement('script'); script.setAttribute('src', tag); script.onload = l; document.body.appendChild(script); } else { window.ia = window.ia || function () { (window.ia.q = window.ia.q || []).push(arguments); } ; ia('track', 'PAGE_VIEW');

docReady(function() { ims.startServices(); } ); } }

l();

});

window.REBELMOUSE_LOWEST_TASKS_QUEUE.push(function(){

if(window.location.href.split('?')[0] === 'https://www.upworthy.com/editorial-staff-2656063143'){

freestar.config.disabledProducts = { video: true } };

});

window.REBELMOUSE_LOWEST_TASKS_QUEUE.push(function(){

/*

*/

});

window.REBELMOUSE_LOWEST_TASKS_QUEUE.push(function(){

window.counter = 100; window.createElementChangeListener(".freestar-in-content", function(wrapper){

var adDiv = document.createElement("div"); adDiv.id = "upworthy_incontent_desktop_"+window.counter;

var adScript = document.createElement("script") adScript.setAttribute("data-cfasync","false"); adScript.innerHTML = `freestar.config.enabled_slots.push({ placementName: "upworthy_incontent_desktop_1", slotId: "upworthy_incontent_desktop_${window.counter}" });`

adDiv.appendChild(adScript)

wrapper.appendChild(adDiv) window.counter++;

})

});

window.REBELMOUSE_LOWEST_TASKS_QUEUE.push(function(){

var parag = document.querySelector(".lead-media .widget__brief, .lead-media .body-description .rebellt-item, .lead-media .body-description");

var widgetWrap = document.createElement("div"); widgetWrap.classList.add("public-good-widget");

var widget="

"

widgetWrap.insertAdjacentHTML("afterbegin", widget); var inAds = parag.querySelectorAll('.freestar-in-content'); if (inAds){ if(inAds[inAds.length-1]){ inAds[inAds.length-1].remove() } }

var lastAd = document.createElement("div"); lastAd.classList.add("freestar-in-content");

if(window.innerWidth < 768){ parag.insertBefore(widgetWrap, parag.querySelector('.widget__show-more')); } else { parag.insertBefore(widgetWrap, parag.querySelector('.around-the-web')); } parag.appendChild(lastAd); }); window.REBELMOUSE_LOWEST_TASKS_QUEUE.push(function(){ let asd=false function ChangeListener(selector, callback) { var initializedNodes = new Set([]); function onEachNode(node) { if (!initializedNodes.has(node)) { callback(node); initializedNodes.add(node); } } function onDocumentMutation() { var nodes = document.querySelectorAll(selector); nodes.forEach(onEachNode); } var mutationObserver = new MutationObserver(onDocumentMutation); document.querySelectorAll(selector).forEach(onEachNode); mutationObserver.observe(document.body, { childList: true, subtree: true }); } if(window.innerWidth > 768){

ChangeListener("[id^=upworthy_incontent_dynamic]", function (item) { item.remove()

}); }

});

window.REBELMOUSE_LOWEST_TASKS_QUEUE.push(function(){

function fbvideoID(frame) { var myRegexp = /2F(d+)%/g; var match = myRegexp.exec(frame); return match[1]; } var fbIframe = document.querySelector('iframe[src^="https://www.facebook.com/plugins/video.php?"]'); if (fbIframe) {fvVidID = fbvideoID(fbIframe.getAttribute('src')); if (fvVidID) { fbIframe.insertAdjacentHTML("beforebegin", '

'); // fbIframe.parentNode.removeChild(fbIframe); } } var videoId = "promoted-video"; var oldFacebookVideo = document.getElementById(videoId); if (!oldFacebookVideo) { return }; var facebookVideoPost = oldFacebookVideo.closest(".widget"); if (!facebookVideoPost) { return };

var facebookVideo = facebookVideoPost.querySelector("#" + videoId); facebookVideo.classList.add("fb-video"); var firstPost = document.querySelector(".widget.post-partial");

function onScriptLoad() { FB.init({ appId: window.REBELMOUSE_BOOTSTRAP_DATA.fbId, version: window.REBELMOUSE_BOOTSTRAP_DATA.fbAppVersion, status: true, cookie: true, }); FB.XFBML.parse(); if(fbIframe){ fbIframe.parentNode.removeChild(fbIframe); } }

function loadFacebookScript() { var existingScript = document.querySelector('script[src="https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js"'); if (!existingScript) { var script = document.createElement("script"); script.src = "https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js"; document.head.appendChild(script); script.addEventListener("load", onScriptLoad); } }

function intersectorCallback(video_player) { var booted = false; var totalSeconds = 0; var interval = null;

function impressionCounter() { totalSeconds++; console.log("I've been watching for " + totalSeconds + " seconds"); } return function intersector(entries) { var entry = entries[0]; if (entry.isIntersecting) { if (!booted) { booted = true; video_player.mute(); video_player.play(); } interval = setInterval(impressionCounter, 1000); } else { if (interval) { console.log("I've stopped watching at " + totalSeconds + " seconds"); clearInterval(interval); interval = null; } } }; }

function trackVideo(video_player) { var observer = new IntersectionObserver(intersectorCallback(video_player), {}); observer.observe(facebookVideo); }

function onFacebookElementLoaded(msg) { if (msg.type === "video" && msg.id === videoId) { trackVideo(msg.instance); } }

function onFacebookReady() { FB.Event.subscribe("xfbml.ready", onFacebookElementLoaded); if (window.oldFacebookWaiter) window.oldFacebookWaiter(); }

if ("FB" in window) { onFacebookReady(); } else { window.oldFacebookWaiter = window.fbAsyncInit; window.fbAsyncInit = onFacebookReady; loadFacebookScript(); }

}); .

TE INTERESA>>  Verónica Castro fue VETADA de Televisa durante cinco años por esta polémica razón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba