DEPORTESFeatured

Las frases de la primera charla de Simeone que cambiaron la historia del Atlético


El Atlético de Madrid sigue celebrando los diez años de la llegada de Diego Pablo Simeone al equipo colchonero. Este 29 de diciembre se cumple una década del sorprendente primer entrenamiento del Cholo al frente del equipo rojiblanco. Una sesión que lo cambiaría todo, la primera piedra de una etapa que ha dejado ocho títulos y que ha devuelto al Atlético a la élite.

¿Cómo fue aquel primer entrenamiento? ¿Qué le dijo el Cholo a sus jugadores? Para empezar, sorprendió que más de 5.000 seguidores se diesen cita en el Vicente Calderón. A pesar del frío que hacía en Madrid, la hinchada le puso calor en la grada y demostró que la llegada del argentino devolvía algo de esperanza a una hinchada muy deprimida por lo que estaba sucediendo.

Nada más saltar al césped la hinchada cantó el “Olé, olé, olé, Cholo Simeone” que hacía años que no sonaba en el Manzanares. Durante ese tramo se vio la división que existía en el seno de la afición, por ejemplo en el caso de un José Antonio Reyes que pocos días después abandonaría el equipo colchonero para regresar al Sevilla. Mientras unos le aplaudían, otros le recriminaban que se quisiese salir y no asumiese el reto de convencer a Simeone. También hubo cánticos contra la directiva porque eran momentos delicados en lo social para el club también. 

Primer entrenamiento de Diego Pablo Simeone, en el Vicente Calderón, a su llegada al Atlético de Madrid en 2011. [29 de diciembre de 2011]

Primer entrenamiento de Diego Pablo Simeone, en el Vicente Calderón, a su llegada al Atlético de Madrid en 2011. [29 de diciembre de 2011]

EFE

Aquel entrenamiento abierto dejó ya algunas de las pautas de lo que luego sería el exitoso Atlético del Cholo. Como por ejemplo ejercicios de presión, esa presión tan asfixiante que fue una de las señas de identidad del equipo colchonero. Al acabar la sesión, el preparador se acercó a la grada, acompañado por dos de sus hijos –Giuliano y Gianluca– (Giovanni lo estaba siguiendo desde la grada). Y firmó autógrafos a los aficionados que lanzaban bufandas, banderas, gorras, etc… Los hijos del Cholo se encargaban de recogerlas y se las pasaban a su padre, que las firmaba para que ellos las devolvieran.

Primer entrenamiento de Diego Pablo Simeone, en el Vicente Calderón, a su llegada al Atlético de Madrid en 2011. [29 de diciembre de 2011]

Primer entrenamiento de Diego Pablo Simeone, en el Vicente Calderón, a su llegada al Atlético de Madrid en 2011. [29 de diciembre de 2011]

EFE

LA CHARLA PREVIA

Antes de saltar al césped del Metropolitano, el entrenador mantuvo una charla de en torno a una hora en el vestuario del Calderón. Una reunión en la que estuvieron Miguel Ángel Gil Marín y Enrique Cerezo. Una de la que salieron varias premisas y pautas para los jugadores. Para empezar, el entrenador les comunicó que “no tenía compromiso con nadie” y eso marcaba que cualquiera de los que estaba podía acabar jugando si se lo ganaba. Luego, quiso quitar presión a los jugadores, por todo lo que se estaba viviendo. Y les enganchó a lo que sería una de las máximas del equipo, el partido a partido. “Si miras lejos, no ves dónde das el paso inmediato y te acabas tropezando. Dentro de lo que me ha enseñado el fútbol desde el lado del jugador y el técnico. Vivimos del partido que viene. A eso me aboco y no me lo quita nadie. Para mí el Málaga es la final del Mundial”, les dijo a sus pupilos.

Primer entrenamiento de Diego Pablo Simeone, en el Vicente Calderón, a su llegada al Atlético de Madrid en 2011. [29 de diciembre de 2011]

Primer entrenamiento de Diego Pablo Simeone, en el Vicente Calderón, a su llegada al Atlético de Madrid en 2011. [29 de diciembre de 2011]

EFE

Por supuesto, también les advirtió de que “el esfuerzo no se negocia” y que para jugar con él iban a tener que tener una máxima implicación, más allá de que las cosas saliesen o no. La gente que no estuviera convencida tenía la puerta abierta. Sobre el equipo había una gran presión, se le exigía acabar entre los cuatro primeros (estaría a punto de lograrlo, un mérito teniendo en cuenta que el equipo estaba décimo por entonces). “Nunca se toca fondo. Hay que tener cuidado. Siempre se puede estar peor. Uno nunca sabe. La realidad es lo que se vive. Si uno sabe lo que está pasando, está preparado para resolverlo. Nunca me gustó mentir. Estamos a 10 puntos de Champions y a cinco de Europa League. Para ser fuerte hay que aceptar la realidad, cuando la aceptas estás más cerca de salir”, explicó.

Simeone a sus jugadores


Primer entrenamiento de Diego Pablo Simeone, en el Vicente Calderón, a su llegada al Atlético de Madrid en 2011. [29 de diciembre de 2011]

«Miren que la gente que corea mi nombre también me pitó en su día»

Y luego, ya sobre el césped, tuvo una frase a sus jugadores para ilustrarles que se podía salir, que en el fútbol, el esfuerzo y el trabajo eran la moneda para cambiar la situación. Dirigiéndose a la grada donde 5.000 personas coreaban su nombre, le dijo al grupo “mirad que esa misma gente que ahora corea mi nombre a mí también me pitó en su día cuando las cosas no iban”. Una forma de ejemplificar que los malos momentos se podían revertir 


Lee también

Chema G. Fuente

El partido entre el Atlético de Madrid y el Rayo Vallecano está en el alero.


Lee también

Chema G. Fuente

Horizontal


Lee también

Chema G. Fuente

El Atlético de Madrid no levanta cabeza en la defensa. Rodrigo de Paul, Felipe Augusto Monteiro y Yannick Carrasco.



TE INTERESA>>  Los teóricos de la conspiración creen que Anne Heche no murió en un accidente automovilístico sino que fue asesinada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba