DEPORTESFeatured

Muchos disparos, poca puntería



El Barça acaricia ya los octavos de final de la Campeones y suma nueve puntos de nueve posibles en Europa. Una estadística brillante que esconde el sufrimiento final de anoche ante el Dinamo y la evidente falta de gol que sufre el conjunto azulgrana. «Fallamos
demasiado”, Dijo Koeman tras los partidos de Turín y Vitoria. Y ayer fallaron aún más. Hasta 17 ocasiones de gol claras crearon los azulgrana, pero sólo dos de ellas acabaron al fondo de las mallas, una de ellas desde el punto de penalti.


El inicio del partido invitaba a pensar en una goleada del Barça. Salida en tromba, gol de Messi desde los once metros nada más empezar y ante un rival plagado de bajas y con un portero de 18 años que ayer jugaba su segundo partido con el primer equipo.

Pero Nescheret, un guardameta de 18 años desconocido hasta ayer, hizo el partido de su vida. En parte fue mérito del ucraniano y en parte de la falta de puntería de los azulgrana. Tras el 1-0, que consiguió Messi de penalti, se sucedieron las ocasiones de gol. En el primer cuarto de hora pudo marcar Pedri, que remató a la madera, Ansu tuvo dos ocasiones, un disparo de Messi salió desviado por poco y Griezmann también dispuso de una clara ocasión que no supo concretar. Entre Nescheret, el palo, la poca puntería y la mala fortuna evitaron que el Barça marcara. Parecía increíble, porque se sucedían las ocasiones pero el gol no llegaba.

Después de unos minutos de tregua, los azulgrana volvieron a la carga. De nuevo Ansu en un par de ocasiones, Messi y Pedri lo intentaron, pero está claro que el gran déficit de este Barça es la puntería y la definición.

En la segunda parte no varió el guión. Nescheret se creció pese a ser el tercer portero del Dinamo y lo paró casi todo. Se lució con un paradón espectacular en un lanzamiento de falta directo de Messi a la escuadra, hizo otra palomita tras un disparo de Dembélé y se dedicó a amargar la noche a los azulgrana. Después de doce ocasiones claras de gol, Piqué logró batir al jovencísimo portero ucraniano. Fue el único que logró marcar de jugada.


Los azulgrana crearon 22 ocasiones de gol, 17 de ellas fueron bastante claras y sólo una, la mencionada de Piqué, acabó en gol. El de ayer era el partido ideal para reconciliarse con el gol y al final lo único que hizo fue acentuar el problema

TE INTERESA>>  Resumen y goles del Valladolid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba