TECNOLOGIA

Robocop y la nube: as ser el futuro de la polica (como adelantaron las series de los 80)


  • Robtica La dcada de los drones: as ‘aterrizarn’ masivamente en nuestras ciudades antes de 2030
  • Transporte Zeleros, la empresa espaola que har que ‘hyperloop’ levite

En los aos 80, Internet no haba llegado an a nuestros hogares, no existan los telfonos mviles y los ordenadores requeran habitaciones enteras para ofrecer una potencia de clculo razonable. Sin embargo, las series de ciencia ficcin de la poca se atrevieron a imaginar cmo las tecnologas de las siguientes dcadas revolucionaran la polica del futuro.

En El coche fantstico vimos un vehculo autnomo que se descargaba y analizaba antecedentes policiales, planos de edificios, imgenes de las cmaras de vdeo… Se las facilitaba a Michael Knight, detective de una fundacin privada que colaboraba con las fuerzas del orden pblico y que contaba con un reloj desde el que poda dar rdenes de voz a su prodigioso automvil.

En Robocop vimos a un agente que mejoraba sus capacidades fsicas y policiales combinando su cuerpo con un exoesqueleto e integrando gadgets como un casco de realidad aumentada que le permita superponer todo tipo de informacin sobre lo que vea, grabarlo, escudriarlo con visin trmica…

El trueno azul o El halcn callejero son otros ejemplos de series que imaginaron cmo la tecnologa podra otorgar ventajas decisivas a los defensores de la ley respecto a los delincuentes. Y acertaron. Muchas de aquellas herramientas imaginadas por la ciencia ficcin se han ido incorporando en los ltimos aos a la labor policial: drones, dispositivos mviles desde los que poner multas o consultar bases de datos…

Son solo el principio de una revolucin tecnolgica que va a transformar por completo las fuerzas y cuerpos de seguridad en todo el mundo y para la que ya se est preparando el terreno tanto a nivel nacional como internacional.

As, el pasado mes de marzo Interpol public el documento de trabajo Escaneando el futuro de la polica: los primeros pasos hacia un nuevo paradigma global, en el que se esbozan las grandes oportunidades y los importantes desafos que llegarn de la mano de la inteligencia artificial, las herramientas biomtricas, el Internet de las Cosas, el metaverso, los drones y las smart cities, entre otras muchas.

‘WEARABLES’ PARA TODO

La polica seguir beneficindose de la tecnologa de vanguardia y es crucial que lo haga o se quedar en desventaja respecto a los criminales, que siempre usarn la ltima tecnologa, argumenta James Slessor, director general del rea global de Seguridad Pblica de Accenture y responsable, entre otros, del informe El polica conectado en una era de disrupcin, otro de los que han profundizado en esta materia en los ltimos aos.

Y cmo va a ser la lucha contra el crimen en un futuro inmediato a la luz de esos estudios? Una manera rpida de resumirlo es imaginar a una especie de Robocop conectado a la nube, armado con todo tipo de wearables que le permiten intervenir fsicamente sobre el terreno, pero beneficindose en tiempo real de toda la informacin que proporcionan los incontables sensores y cmaras de las smart cities, as como de la mirada de dispositivos de consumo conectados al Internet de las Cosas.

Veremos un incremento en el uso de wearables que proporcionen a los agentes informacin y conocimiento para ofrecer el mejor servicio pblico posible y mantenerse a salvo, confirma Slessor. Eso cambiar su aspecto y su forma de operar y, a nivel prctico, les permitir tener las manos libres y los ojos puestos en la calle e implicados con el pblico en vez de pendientes de una pantalla, aade este experto mundial en Seguridad Pblica.

Como pueden ver en el grfico que acompaa a estas lneas, la lista de dispositivos que se irn incorporando al equipamiento policial es larga: relojes con reconocimiento de voz, gafas de realidad aumentada o de realidad virtual para patrullar en el metaverso o entrenarse en l par situaciones reales; cmaras corporales o integradas en el casco, lectores de reconocimiento facial, drones, armas conectadas y que requieren de la huella dactilar del agente para realizar disparos…

El precio de la tecnologa se est reduciendo rpidamente; soluciones que eran muy caras hace unos meses ahora son bastante asequibles, adems de robustas y confiables para ser usadas en un entorno policial, desarrolla Slessor. De hecho, muchas de estas innovaciones que an suenan a ciencia ficcin ya han sido probadas sobre el terreno.

Por ejemplo, la Polica Nacional present hace ms de un ao el EHang 216, su primer dron patrulla capaz de transportar a dos agentes. Asimismo, est empezando a utilizar sistemas de reconocimiento facial capaces de detectar a delincuentes en busca y captura, sospechosos y otras personas de inters.

Las novedades disruptivas no van a cesar de incorporarse en los prximos aos. Por ejemplo, cada vez se usar ms la creacin de gemelos digitales de la escena de un crimen (o el arma con el que se ha cometido), de forma que los investigadores de un caso puedan colocarse unas gafas de realidad virtual y repasar las pruebas sobre el terreno (virtual) una y otra vez.

EL POLICA CONECTADO

Sin embargo, el verdadero cambio de paradigma policial no lo va a provocar por s sola la parte hardware de la revolucin, sino de la posibilidad de mantener a los agentes conectados en todo momento con la parte software: los algoritmos de inteligencia artificial que permiten predecir delitos, las tcnicas de anlisis de datos que ordenarn y jerarquizarn ingentes cantidades de informacin, la interconexin entre bases de datos policiales y evidencias extradas masivamente de las redes sociales…

De hecho, la misin principal de buena parte de los gadgets incorporados al uniforme ser, precisamente, intercambiar informacin con la nube: los antecedentes de un sospechoso, la ruta seguida por un vehculo, las pistas recogidas por los sensores y cmaras de las smart cities o el Internet de las Cosas…

Por ejemplo, la captacin del sonido producido por un disparo podra poner en alerta a las patrullas cercanas o animar a los responsables policiales a enviar rpidamente un dron de reconocimiento para grabar la posible escena de un crimen.

Todo ello, interconectado entre s, convertido en patrones de utilidad para el agente y descargable al instante desde un coche patrulla, unas gafas de realidad aumentada o un reloj con asistente de voz. El dato debe ser uno de los principales activos de seguridad, la extraccin de informacin que pueda ayudar a tomar decisiones al Sistema de Seguridad Pblica o anlisis predictivos de posibles delitos o situaciones de emergencias debe ser una prioridad y, por tanto, es un claro objetivo para los prximos aos, defiende Eladio Alczar, responsable de Transformacin Digital de Justicia y Fuerzas de Seguridad de Accenture Espaa.

Otro de los cambios cruciales del nuevo paradigma tambin lo predijeron las series de los 80. Tiene que ver con que ser necesaria la colaboracin de las agencias pblicas de seguridad con empresas como la propia Accenture, Google, Tesla… que les puedan proporcionar soluciones cada vez ms complejas e imposibles de desarrollar con sus propios recursos.

Pero a cuntos aos se refieren exactamente los expertos cuando nos hablan de la revolucin policial que veremos en los prximos aos? Desde una perspectiva policial, el uso de nueva tecnologa requiere un largo periodo de gestacin, puesto que hay muchas barreras para su adopcin, responde Madan Oberoi, director ejecutivo de Tecnologa e Innovacin de Interpol. La mayora de los programas tecnolgicos aplicados a la seguridad tardan entre tres y cinco aos en adoptarse debido la necesidad de supervisin y ratificacin, comenta.

El riesgo de predecir delitos con IA

Y ello, cuando no se topan con la oposicin frontal de la ciudadana y sus representantes. Por ejemplo, el Parlamento Europeo aprob hace un ao una resolucin contra el uso policial de la IA en la que instaba a prohibir las bases de datos de reconocimiento facial, las tcnicas predictivas de comportamiento y los sistemas de puntuacin social como el que anunci China en 2014.

La IA puede representar un serio riesgo para los individuos y las sociedades si no se usa con responsabilidad, afectando a derechos humanos como la privacidad y la no discriminacin y erosionando principios fundamentales de la ley como la presuncin de inocencia, advierte Oberoi.

Mantener a las personas en el centro

Una preocupacin que puede hacerse extensible tambin al acceso a todo tipo de datos e imgenes por parte de ese nuevo ciberpolica conectado. Otra que suelen mencionar los expertos es el aspecto que les dara llevar, por ejemplo, exoesqueleto de grafeno que les permita ser invulnerables a las balas o mejorar su capacidad humana para correr, saltar o llevar carga.

La manera en la que los agentes se presentan y operan es importante: no queremos que les aleje demasiado del pblico o tengan un aspecto demasiado militar, porque necesitan seguir siendo percibidos como gente que interactua y se compromete con las comunidades, subraya James Slessor.

Vemos al agente del futuro de un modo diferente a la ciencia ficcin, confirma Oberoi. Hay un consenso emergente en que el futuro de la polica no es solo digital, sino tambin basado en la confianza y en potentes habilidades interpersonales, aade.

De hecho, el uso de chatbots y formularios online para atender las reclamaciones ciudadanas, resolver trmites y recoger denuncias, o la realizacin de atestados e informes policiales mediante cmodas herramientas digitales liberar a los policas de las tareas ms rutinarias y de menor valor.

Tambin cambiarn sustancialmente sus funciones. Por ejemplo, la progresiva implantacin de coches autnomos que circulan sin conductor pero programados para cumplir escrupulosamente las normas de circulacin har que se necesiten menos recursos policiales en tareas de trfico. En cambio, cada vez se requerirn ms para perseguir los delitos en el mundo digital.

«Hemos visto un gran cambio hacia el crimen online desde la pandemia y creo que seguiremos viendo un aumento del crimen digital», explica Oberoi, que insiste una y otra vez que la introduccin de la tecnologas policiales slo tendr sentido si mantiene siempre en el centro a las personas: «Podra liberar a los agentes de las tareas ms bsicas y permitirles centrarse en las actividades crticas», aade.

Un enorme cambio para lograr que la Polica vaya siempre un paso por delante de los delincuentes, pero evitando que se conviertan en aquello que decamos que dice el titular de este reportaje que sern: Robocops.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



TE INTERESA>>  A ban on booze, gold buying, Huang Guangyu and Gome – The China Project

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba