FeaturedMEDICINANOTICIAS

Salud o ganancias


Ya Fernand Braudel desde el siglo pasado, consideraba en su análisis histórico denominado Civilización material, economía y capitalismo siglos XV-XVII, donde revisa las diferencias culturales derivadas de la alimentación estableciendo, tres culturas la del trigo, la del maíz y la del arroz, concluyendo que la base de la alimentación perfila características particulares entre los pueblos. También podríamos dividir a las culturas en desarrolladas y subdesarrolladas derivadas de su alimentación, que deficiencias, impacta desde las fases formativas del ser humano en el vientre y durante los primeros años de vida, predisponiendo al organismo a enfermedades, en la edad adulta, entre otras diabetes, enfermedades cardiovasculares, obesidad y sobrepeso, además de una mala alimentación, provoca no solo retrasos físicos como baja estatura sino intelectivos, como bajo coeficiente intelectual.

El tema de la alimentación es muy importante pues como se expresa uno de los problemas del subdesarrollo es la falta de una alimentación balanceada y por la sustitución de alimentos frescos por alimentos procesados ​​y ultraprocesados, que no alimentan correctamente y que además pueden contener sustancias cancerígenas, metales pesados, pesticidas, herbicidas, azucares, sodio, colorantes, que pueden provocar diversas enfermedades, por ello todos los alimentos deben ser etiquetados correctamente mostrando sus contenidos de proteínas esenciales, vitaminas y minerales y declarar si están libres de metales pesados, herbicidas, pesticidas , colorantes, preservadores y en general contaminantes, es el mismo caso de las bebidas embotelladas y el agua, las que deben utilizar además envases de vidrio.

TE INTERESA>>  Jameela Jamil sobre la BS de la Cultura de la Dieta Tóxica

Pues los productores de este tipo de alimentos chatarra se quejan porque algunos estados prohíben o piensan prohibir su venta, pero hay una forma de acabar con los alimentos chatarra es volverlos alimentos nutr y libres de contaminantes, agregando proteínas sobre todo esenciales, vitaminas, a, e, d, yc, complejo B y minerales cuando menos hierro, calcio, zinc y fosforo, y bajar sus contenidos de azucares y de sodio y dejan de ser alimentos chatarra.

No queremos pensar que a propósito se quiere preservar el subdesarrollo de los mexicanos, por la vía alimentaria porque la diferencia en la alimentación produce individuos diferentes.

Aunque parece que el viejo dilema entre salud o ganancias persiste.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba